AVALANCHAS: Cómo Mantenernos A Salvo Cuando Esquiamos Fuera de Pista

Cuando uno descubre la sensación de libertad que genera esquiar fuera de pista, ya sea dentro del resort o fuera del mismo, en lo que se conoce como backcountry, es muy difícil que quiera volver a esquiar en las pistas demarcadas, y generalmente repletas de gente. La nieve virgen bajo los pies, el powder golpeándote en la cara a cada giro, la sensación de pequeñez frente a la inmensidad de las montañas, el sonido del viento chillando sin cesar y los imponentes paisajes cordilleranos son solo algunas de las cosas que hacen del esquí o snowboard fuera de pista algo mágico.

st-anton-powder-skiing-750x550

Sin embargo, todo lo bueno tiene sus riesgos, y esta no es la excepción. Aparte de los riesgos conocidos del deporte, como caídas y golpes contra piedras o árboles, el mayor peligro cuando uno se aventura a terreno no controlado por los pisteros es el de las avalanchas.

Como-se-produce-una-avalancha-003

Todos los años, más de 150 personas mueren alrededor del mundo a causa de este fenómeno natural. Las avalanchas pueden alcanzar velocidades de más de 120 kilómetros por hora en tan sólo 5 segundos, y son capaces de arrancar y llevarse consigo todo lo que encuentren en su camino.

avalanche.jpg

Dentro de los límites de los centros de ski, los patrullas o pisteros son los encargados de realizar extensos controles de avalanchas. Pero, fuera de los límites del centro, cada uno está por su cuenta…

NYT2009010817343709C

Entonces, ¿cómo podemos hacer para salir fuera de pista y no exponernos al peligro de las avalanchas? La realidad es que no existe una respuesta perfecta, pero sí una única respuesta: consciencia, educación, equipamiento, práctica, experiencia y responsabilidad.

 

Equipamiento

El equipamiento básico para el esquí fuera de pista consiste en un equipo ARVA, una sonda y una pala. Veamos para qué sirve cada uno.

ARVA

En inglés beacon o transciever, su traducción sería algo como “dispositivo emisor-receptor”. Sirve para localizar o ser localizado en caso de enterramiento. En la mayor parte del tiempo, el usuario debe tener el dispositivo activado. De este modo, el aparato emite pulsaciones todo el tiempo. Luego de una avalancha, y si el portador del dispositivo se encuentra a salvo, debe cambiarlo del modo “transmisor” al modo “receptor” para utilizarlo para la búsqueda de señales de víctimas de la avalancha que se encuentren enterradas, y cuyos dispositivos contnúen en modo “transmisor”.

bca-tracker-dts-beacon-front.jpg

Sonda

Una vez que se localizó a la víctima, se utiliza la sonda para obtener una ubicación más precisa. Una sonda es -básicamente- una vara larga, que se pliega como los pasantes de una carpa. Tiene más o menos dos metros y medio de largo.

arva-pro-2-80-avalanche-probe-red-orange-yellow

Pala

Finalmente, y si se tuvo éxito en la búsqueda de la persona enterrada, se debe utilizar una pala para extraerla. Existen palas de todos los tipos, y por lo general son muy livianas, por lo que no representa una incomodidad para el esquiador.

BCA-B1-EXT-Shovel_C1316SH51010_2

Además de estos tres esenciales (y el casco, que ni mencionamos porque lo damos por sentado), existen otros dispositivos que son altamente recomendables. Veamos algunos de ellos.

Mochila Airbag

La mochila airbag es un producto que no debe usarse como reemplazo del arva, sonda y pala, sino como un complemento de los mismos. A parir de principios físicos muy sencillos, la mochila cumple la función de desplegar un airbag, aumentando la superficie del esquiador y así reduciendo significativamente las chances de terminar bajo la nieve. Además, en el caso de que hubiera cliffs o piedras, sirve como protección. Como contrapunto, no siempre es sencillo activarlo, ya que muchas veces todo sucede demasiado rápido y no se llega a tirar del gatillo (un gancho a la altura del pecho).

Avalung

El Avalung es un dispositivo que incorpora una boquilla que va conectada a un sistema de filtros en la parte delantera y que permite que respires aire cuando estás bajo la nieve, y expulses el aire caliente y pobre en oxígeno a través de una válvula en la parte trasera. De esta manera se reduce el riesgo de que la nieve se te hiele alrededor del rostro (y en consecuencia te envenenes por dióxido de carbono). La boquilla evita que la nieve te bloquee las vías respiratorias. El Avalung te puede dar un tiempo adicional y aumentar así las posibilidades de que el rescate tenga éxito. El Avalung funciona pero tiene limitaciones, como la dificultad de de meterte la boquilla en la boca cuando estás enterrado en nieve muy compacta.

150011_avalung2_web.jpg

RECCO

Este pequeño reflector viene incorporado en la mayoría de las camperas o pantalones de ski o snowboard. El reflector es pasivo, lo que supone que para encontrar a la víctima, el equipo de rescate debe ir equipado con un detector de RECCO. Son muchas los centros de ski que disponen de este sistema. Su principal limitador es el tiempo, ya que hay que esperar a que llegue el equipo de rescate antes de poder empezar a localizar a la víctima.

https://vimeo.com/17429855

Educación, Práctica y Experiencia

De nada sirve tener todos los dispositivos antes mencionados si no se sabe como usarlos adecuadamente. Además, lo ideal sería no tener que recurrir a ellos. Pero para eso, es importante educarse en la materia.

Como dice Bruce Tremper en su libro “Manteniéndose vivo en terreno de avalanchas”, las avalanchas no se desatan sin previo aviso. Terremotos, meteoritos, e incluso el amor pueden desatarse sin señales previas. Pero las avalanchas, generalmente emiten señales que son obvias. Además, las avalanchas no se “desatan”, sino suceden en momentos particulares en sitios particulares y por razones particulares. En el 93% de los casos, las avalanchas son “desatadas” por la víctima o por alguien en el grupo de la víctima. Una correcta educación sería aprender a distinguir esas potenciales señales, para evitar transitar o esquiar por terreno propenso a una avalancha.

Captura de pantalla 2017-06-25 a la(s) 23.14.00
En el 93% de los accidentes de avalanchas, la misma es desatada por la víctima o por alguien en el grupo de la víctima.

Aunque en la Argentina y en Chile no sea tan común, existen diversos programas de cursos internacionales que se llevan a cabo en Sudamérica. Haremos mención a uno de los principales: el AIARE (Instituto Americano de Investigación y Educación en Avalanchas). El AIARE es un de las organizaciones más prestigiosas a nivel mundial en cuanto a educación de avalanchas, y actualmente existen tres niveles a los que uno puede aspirar alcanzar, además de cursos introductorios sobre el tema.

Rescue_Avy_TedRoxbury1.jpg

Este año, se dictarán cursos tanto en Argentina como en Chile, desde el curso de rescate en avalanchas hasta el AAIRE Nivel 2. Los mismos se dictarán en Santiago de Chile, Ushuaia, Bariloche y Malalcahuello. Se puede consultar fechas e inscribir accediendo acá.

Pero como todo, la teoría no alcanza. Como bien dicen los expertos, la educación en materia de avalanchas es un constante camino en búsqueda de la perfección. Pero a la larga, no es una ciencia exacta, y las variables son demasiadas. Siempre hay margen para equivocarse y un error en la montaña puede ser fatal. Por eso, la experiencia juega un rol fundamental.

ari-2010-2.jpg

Ahora bien, como dijimos recién, hasta los más precavidos, experimentados guías pueden equivocarse. Y ahí es donde entra en juego la prática. Saber usar nuestros equipos. Saber cómo actuar frente a una situación. Es muy simple -y hasta divertido- aprender y practicar sobre cómo hacer un correcto rescate en caso de avalancha, ya sea con el uso del ARVA, o sin el uso del mismo.

winter-avalanche rescue

Existen, por último, muchas lecturas sobre avalanchas. Comprender estos fenómenos desde un marco teórico también nos va a ayudar a ser más cautos en la toma de decisiones. Uno de los libros que no te puede faltar es “Staying Alive In Avalanche Terrain” (“Manteniéndose vivo en terreno de avalanchas”), de Bruce Tremper.

av_terrain_1000.jpg

Responsabilidad

Por último, la responsabilidad. La diferencia entre sobrevivir o no en la montaña puede ser tan simple como una correcta decisión. De hecho, mantenerse seguros en terreno montañoso depende en un 99% de nuestra correcta toma de decisiones. Saber poner en la balanza el riesgo que implica la recompensa, y, a partir de allí, elegir bien. Para eso, además de educación y experiencia, hace falta una gran cuota de sentido común. Ser responsables y prudentes depende de nosotros mismos.

Checklist Antes de Salir a Terreno No Controlado

1. Equipamiento

Esencial de rescate

  • ARVA
  • Sonda
  • Pala

Recomendado de Supervivencia

  • Mochila Airbag
  • Avalung
  • Al menos dos reflectores RECCO en el cuerpo

Estudio de la nieve

  • Serrucho de nieve
  • Inclinómetro
  • Kit de estudio de capas de nieve

De Comunicación

  • Radio o teléfono para comunicarse en caso de emergencia

BCA-collage

2. Práctica

No sólo se debe tener el equipamiento apropiado, sino que también se debe saber como usarlo. Practicar con los dispositivos propios antes de la temporada puede ser una buena forma de adquirir los hábitos.

3. Educación

Saber -desde la teoría- cómo moverse adecuadamente por la montaña. Saber distinguir terreno propenso a avalanchas y poder reconocer los caminos más seguros para transitar. Todo esto se adquiere mediante cursos, certificados o incluso libros especializados.

4. Experiencia

La experiencia es fundamental. Uno aprende de sus errores, pero, en este caso, un error puede costarte la vida. Por eso, si todavía no tenés mucha experiencia, te recomendamos contratar un guía de montaña, para que de a poco puedas ir ganando ese know-how.

 

5. Información

Informarse acerca de los pronósticos, el estado de la nieve, el peligro de avalanchas en el lugar al que se quiere visitar, etc. Acercarse a la jefatura de pistas, charlar acerca del itinerario, de las condiciones dadas, etc. Con información, es mucho más fácil tomar buenas decisiones.

avy-embed

6.  Compañía

Tal vez sea el punto más importante. ¿Con quién vas a esquiar fuera de pista? Jamás se te ocurra hacerlo sólo. Es una inconsciencia, ya que en la mayoría de las avalanchas en las que la víctima es enterrada, es imposible que logre salir de la nieve por sus propios medios. Esto quiere decir, en otras palabras, que si vas sólo, te agarra una avalancha y te entierra, te vas a morir. Nadie sabe dónde estás, y vos no podés hacer nada para salir. Por eso, es indispensable contar con un compañero en el que confíes plenamente. En caso de que te ocurra un accidente, él y sólo él será el encargado de rescatarte.

SKI-TOUR_RS.jpg

Este invierno, ¡cuidémonos!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s